martes, 13 de noviembre de 2012

PARA ROSA GARCÍA


Como veo que no tienes blog, paso a contestarte en el mio por si  tengo la suerte de que me visites de nuevo.
Te agradezco tu aclaración sobre la paella valenciana, aunque a estas alturas no era necesario por que se muy bien lo que es. Si te hubieras fijado bien te hubieras dado cuenta de que el título era por unas muestras que me habían enviado y que uno de los botes que es el que cocine tenía ese nombre. Mi toque  fueron los champiñones.
Considerada o no paella valenciana, debo decir en su defensa que estaba muy rica.
Si miras bien en mi blog la etiqueta ARROZ, verás que no tengo ninguna con el título de paella valenciana. Precisamente por que se discute mucho sobre cual es la auténtica.
No he considerado en ningún momento que hayas parecido grosera.
Te agradezco tu visita y espero que sigas ojeando mi blog.

3 comentarios:

Rosa García dijo...

Hola, encantada de debatir contigo :) Sin duda la receta de arroz que presentas debe estar muy rica, pero comprende que los susceptibles amantes paelleros saltemos como con resorte cuando de la joya de la corona se trata. Y como se especificó, varias veces en la entrada, la nomenclatura paella valenciana, no pude resistirme y aportar mi granito de arena.
Considero importante en esto el nombre que se le dé a la receta porque luego pides paella valenciana fuera de Valencia y te sirven cada cosa que es para morirse. Casi muelo a palos al cocinero de un restaurante "español" en Jacksonville (Florida) cuando me sirvió una masa amorfa a la que llamaban paella valenciana.
Espero que te guste el enlace que te puse de la página de paellas porque es una gran referencia y tienen recetas grandiosas, no solo de la susodicha paella valenciana. Te recomiendo encarecidamente el all i pebre que es un vicio.
Aunque no lo creas soy de mente abierta, la cocina sin duda no admite lo contrario. No obstante, algunas recetas con nombre y apellidos creo que deben ser tratada con mucha delicadeza. En una ocasión me sirvieron una tarta Sacher con dulce de leche que habría matado de nuevo a Franz Sacher si hubiera levantado la cabeza. La tarta Sacher lleva mermelada de albaricoque (y no otra) de no ser así, será tarta... lo que sea, pero no tarta Sacher (la propiedad de la receta se llevó incluso a juicio).
Aquí te dejo unas fotos de algunas de las paellitas que nos comemos en la casa de la huerta de una amiga mía. Siempre es vista y no vista

Sin duda, me quedo por aquí por tu blog, he visto la foto de un flan con turrón de jijona que me tiene bizca.
Un saludo aromatizado de azafrán ;-)

Rosa García dijo...

Una cosita que se me olvidaba, por las personas que puedan ver la foto de la paella. Los trocitos rojos que se ven, no son de pimiento rojo. Son del tomate fresco triturado. Lo teníamos que haber rallado, pero se nos olvidó llevar el rallador y en la huerta no había, jeje.

Dolors dijo...

Muchas gracias Rosa por este pequeño pero instructivo debate sobre el arroz. Naturalmente he visitado la página de paellas y el all i pebre, receta esta última que la tendré muy en cuenta.
Gracias también por quedarte por aquí.
Saludos